martes, 30 de mayo de 2017

Río Jaramillo, Carretera Austral, Río Baker, Caleta Tortel (ruta)

Miércoles 1 de febrero. Lo interesante de la Carretera Austral es que sea rural, rústica, improvisada. Si fueran pueblitos comercializados turisticamente como Puerto Varas o San Martín de los Andes serían lindos y bien puestos pero caros y sin gracia para mi.

Dejo el Camping Río Jaramillo rumbo a Tortel. La bruma esta baja, al pie de los cerros. El cartel anuncia 46 kms. Me indican que el camino es lisito, sin cuestas. Nada es exacto.

Un desvío señala la Pasarela Puerto Vargas. El camino es llano y hasta tendrán una interminables rectas. Corre entre bosques y mallines, y entre valles desforestados. A veces es el paraíso y a veces el infierno. ¡Ver que levantan el suelo y lo embolsan!

Eso hace que el día con sol y nubes, alterne entre el calor seco y el frío húmedo. Se cruzan varios arroyos y se bordea algún barranco. A lo lejos, grandes cerros nevados para todos lados.

Se cruza el puente sobre el Río Encuentro. Hay varios lugares ideales en este tramo para acampar libre. Hay unos bosques húmedos impenetrables de altos coihues. El Río El Paso tiene varios cruces.

A unos 15 kms encuentro un pequeño desvío a un muelle en la confluencia del Baker con un pequeño río. Las aguas cristalinas de lluvia se mezclan con el verde grisáceo del ancho Baker. Hay una gran construcción en marcha y un camino. Un refugio y un ciclista acampando.

Mas adelante hay una pequeña casa sobre el camino y el río que dice artesanías. Otro buen lugar para acampar, casi llegando a la bifurcación a Puerto Yungay.

En la bifurcación cruzo el Río Vagabundo. Hay un par de refugios y unos mochileros. Son 20 kms a Yungay y una cuesta. Yo ahora voy a Tortel. Llanito y 22 kms. Formalmente salgo de la Carretera Austral para tomar la X-904.

A partir de aquí el camino casi llano se hace duro. Mucha piedra suelta, serrucho y pozos. Una sola huella para circular a los saltos compartida con autos que a veces te pasan despacio y otras corriendo. Una camioneta gris metida de trompa contra un arroyo, se fue abajo. Seguramente un mal cruce con otro vehículo. El recorrido es hermoso pero uno se pierde buscando el camino. Se avanza muy lento.

A mitad de trayecto hay otro refugio y un pequeño desvío. Ya otros ciclistas lo descubrieron y acamparon junto al Baker. He cruzado muchos ciclistas. Hoy no tanto. Lo curioso un tándem reclinado adelante.

Al llegar al desvío que conduce al aeródromo hay una pequeña cuesta. Me alegro porque restan menos de dos kilómetros. Llegue y un gran cartel me recibe. Saludo a un grupo de mochileros sin mucha respuesta. Yo feliz de llegar a mi destino en un día mucho más agotador del imaginado.




Powered by Wikiloc




No hay comentarios:

Publicar un comentario