martes, 30 de mayo de 2017

Los Ñadis, Río Jaramillo, Lago Vargas, Carretera Austral (ruta)

Martes 31 de enero. Dejo el Camping Los Ñadis justo un poco antes que el pan amasado este listo. Estoy enamorado de estos lugares. Disfruto mucho de cada gente que me contacto. Un alemán radicado aquí me dijo: a veces cuesta pero cuando te abren el corazón son muy hospitalarios.

Se nota esa cosa localista, es parte de la riqueza de esta gente. Algunos creen que el turismo debe seguir el modelo de San Martín de los Andes. Yo escribo esto desde las orillas del río Jaramillo, acampando junto a un puestero que no conoce ni Puerto Varas.

Recorro desde las orillas del Río Baker diez kilómetros de monte y bosque hasta la carretera austral. En lugares los coihues tienen veinte metros y están intactos. En otros la actividad ganadera ha volteado muchos árboles.

Sigo el Río Los Ñadis y luego el Barrancoso. Al llegar a la carretera encuentro tres ciclistas y cruzamos el puente. El camino es bastante llano durante quince kilómetros. Se atraviesan zonas de denso bosque y otras de ganado. Se pasa el Puente Ñadis y el río se hace ancho, forma esteros y lagunas.

Un pequeño cartel de madera dice: Kilómetros mil de la carretera austral. Miro mi contador y observo que llevo 1.814 kms pedaleados. Un valle con tres casas y varios corrales de madera es Villa La Tranquera. El camino sigue bastante llano.

Viene subiendo parado en los pedales con una sonrisa. No observo su bici, sino su equipaje, dos canastos de plástico y enormes bolsas negras. Ven que para viajar no hace falta unas ortileb compradas en Portugal baratas ni todo ese consumismo de gente a la que le sobra plata y les faltan sueños. Aplaudan a este flaco !!!

Ahora comienzan las subidas y bajadas. Me meto en otro bosque. Se bordea otro río. Se ven árboles caídos. Sigo el Río Carrera y cruzo el puente Don Baucha. Atrás mío hay un ventisquero precioso que se observa bien cerquita.

Paso por el Camping Caiquenes pero quiero avanzar un poquito más. Llego al Puente Río Jaramillo. Lo cruzo y encuentro otro camping. Mitad de camino a Caleta Tortel.

El lugar es muy sencillo. El baño precario y el refugio lugar de trabajo rural. Yo solo busco un lugar para pasar la noche. Hay pan. Hoy no le quedaron huevos. El hombre me ofrece un almuerzo casero riquísimo y me convida con sus frambuesas.

Ahí entre los corrales como si fueran yuyos crecen las frambuesas junto a un par de guindos y membrillos. Abajo el Río murmulla. Mas tarde habrá mate.




Powered by Wikiloc








No hay comentarios:

Publicar un comentario