lunes, 29 de mayo de 2017

Chile Chico, Valle Lunar, Piedra Parada, camino a Jeinimeni (ruta)

VALLE LUNAR
Lunes 16 de enero. Mis escritos hablan de mis dudas, tontas y recurrentes. ¿Cual es el camino hoy? Jeinimeni, Los Antiguos,... Amanece lloviendo. ¿Me busco un hospedaje acá y me aburro todo el día pero seco?

Todo empacado. Paró la lluvia. Pasadas las nueve. Paso por el súper y salgo para Jeinimeni. Durísimo camino me espera. Es lo que quiero.


El Río Jeinimeni divide Argentina y Chile. Paralelo hacia el sur corre mi ruta de hoy. Unas zonas de chacras. El aeródromo. Y luego se empieza a subir hasta más de 700 msnm. El ripio es pesado. Y el viento del sur. Voy a 5 ó 6 kms aún en un falso llano.


El camino va entrando en la estepa, una meseta de vegetación baja. De clima árido. El día se despeja promediando la mañana y el sol se siente.


El tránsito es casi nulo. Para una camioneta preguntarme el camino al Parque. A mis espaldas, cuanto más asciendo, una hermosa vista de azul del Lago Buenos Aires y la estepa patagónica.


Mi avance es muy lento. Salí tarde. Son pasadas las 14 horas. Hice solo 25 kms. Estoy pasando la cuesta más importante. Luego comienzan tres kms de fuerte descenso. Paso el Puente Quebrada Honda. Pienso que es buen lugar para pasar una noche.


Sigo un poco más hasta el desvío al Vaĺle Lunar. No voy a llegar a acampar en la Reserva. Faltarían 30 kms y otra subida. Vuelvo a encontrarme al señor de la camioneta. Me sube dos kms hasta el comienzo del sendero.


El sendero son 7 kms a pie. Se recorre entre formaciones de roca imponentes, aleros y cuevas con pintura rupestre, y finalmente un valle lunar. La huella del sendero es confusa y hay un tramo que da vértigo, pero el lugar es magnífico.


Torres de roca que parecen hechas a cincel. Cuevas naturales. Una pradera verde regada por un arroyo. Pinturas rupestres de quienes poblaron este lugar hace 6 mil años. Formaciones multicolores de rojizos, grises. Formas redondeadas.


Emprendo el regreso. Ya son cerca de las 19 horas. Hay pocas horas de luz para regresar a Chile Chico. Dudo si acampar en Quebrada Honda. Decido seguir. Pasan un par de camionetas y las dejo pasar. Aparece el mismo señor de hoy y me ofrece llevarme. Por suerte, porque sino me agarraba la noche.


En el camino, una decena de liebres se nos cruzan. Y la estepa se pone entre ocre y dorado con el atardecer. Al fondo, nuevamente el Lago Buenos Aires de color azul y un cielo casi sin nubes.








Powered by Wikiloc



No hay comentarios:

Publicar un comentario