martes, 4 de abril de 2017

Puerto Cisnes, Viaducto El Gato, Villa Amengual (ruta)

VIADUCTO PIEDRA EL GATO
Lunes 2 de enero. Lluvia sin pausa. Soñé meses este viaje. Puse en ese sueño un destino. Lluvia o no, vine a pedalear y hacer camping. No a estar encerrado y aburrido bajo techo. 

Voy a desayunar mientras llueve. Decidir el día y quizás algo mas. Pregunto si alguien me puede llevar a Coyhaique, acortando mi viaje. Pero no hay suerte. Semanas más tarde comprendería que aquello resultaría en un viaje fascinante. Todo cambia.

Con lluvia arme la bici y partí de Puerto Cisnes. La idea que alguien me dijo "el litoral es muy lluvioso", pues mejor alejarse del litoral aunque haya que atravesar la lluvia. Si me quedo aquí esperando una jornada sin mojarme creo que no saldré nunca.

Los primeros 32 kms conocidos a la ida. Asfalto con un tramo en obras entre el km 16 y 22. Hay tramos cortos con mucha piedra suelta. Cuesta rodar y cuesta frenar. Los vbrake mojados pierden efectos.

Paso el viejo acceso a Cisnes que lleva al aeródromo. Impresionantes paredones de roca, cascadas por decenas que bajan de todos lados. Mucha bruma, lluvia y el murmullo del río.

Vuelvo a la bifurcación de la Carretera Austral. El Puente Steffen. Al norte Queulat y Puyuhaupi. Al sur Amengual, mi destino para esta tarde.

El kilometraje de la Carretera Austral es confuso. Ahora dice 450. Estoy a unos 30 kms de Amengual, 86 de Mañihuales y 166 de Coyhaique.

Un par de kilómetros y recorro el Viaducto El Gato, donde la ruta da vuelta sobre el río para eludir un enorme barranco.

Un poquito más adelante hay un sector de descanso, con techado. Piedra El Gato. Lamentablemente muy sucio. Unos cinco kms mas y hay otro, El Lobo.

La ruta viene ascendiendo moderadamente desde Cisnes. Continúa la lluvia y hay que cuidarse de enfriarse en las bajadas. Ahora la ruta sube un poco. Luego baja rápido y cruza el Puente Río Grande.

Siguen los farallones de roca, las cascadas infinitas. Abajo el Río Cisnes. Se abre un vallecito donde la actividad ganadera arrasó con el bosque, queda una pradera verde y troncos muertos. Encuentro una parada de bus donde refugiarse para un pequeño descanso.

Un gran cartel anuncia que ingreso en el Ilustre Municipio de Lago Verde. El entorno de cerros verdes y paredones es magnífico. La lluvia ha cesado y hasta hay un reflejo de sol. Advierto como la frustración de esta mañana se convierte en confianza.

Cruzo el único ciclista del día. Unos motoqueros saludan mi esfuerzo en la subida. Un poco más adelante un puente nos despide del Río Cisnes, abierto en varios causes y cascadas.

Faltan apenas 5 ó 6 kms para Amengual y comienza una fuerte subida (km 474), dando vueltas en zigzag. Linda vista del valle que dejo atrás.

El último tramo es en bajada. El pueblo es pequeño. Tiene un enorme galpón y cancha de fútbol sobre la ruta. Atrás se ve la iglesia y la plaza. Un mapa orienta sobre el lugar. 


CAPILLA VILLA AMENGUAL

No encuentro informes turísticos pero en un mercado me indican tres alojamientos. Me impresiona las pocas provisiones que ofrecía ese mercado. Vuelve a lloviznar un poco, por momentos sale el sol. Me indican que el camping de Lago las Torres esta cerrado –por estar ubicado al pie de un barranco con riesgo de desprendimientos-.

En la calle principal hay un par de carteles de alojamiento. Elijo Residencial El indio, donde puedo comer algo, bañarme, dormir calentito y aprovechar el wifi.

Salgo a recorrer las pocas cuadras de Amengual, fotografía su iglesia, veo uno trío de ciclistas segurar camino rumbo al sur pese a que falta poco para que empieza a oscurecer. Todo cambia y yo celebro que la confianza ha vuelto.





Powered by Wikiloc



No hay comentarios:

Publicar un comentario