sábado, 4 de marzo de 2017

Villa Amengual, fotos

Llegue a Villa Amengual tratando de dejar atrás las lluvias que tanto me habían fastidiado en Queulat y Puerto Cisnes. Y claro, llegue bastante mojado.

El pueblo es muy pequeño así que busque un mercadito abierto donde preguntar por alojamiento. La enseñanza es: preguntar, confiar y aceptar lo que te ofrecen. El mercadito me llamó la atención por lo desprovisto, apenas unas bebidas, fideos y pocas cosas más. Una realidad de estos lugares que también iría aprendiendo.

Enfrente encontré el Hospedaje El Indio, cama, ducha, comida, lavado de ropa, más que suficiente para mi. Un nescafé con pan amasado para la mediatarde y una cena caliente para la noche.

IGLESIA, VILLA AMENGUAL

VILLA AMENGUAL, HAY DOS O TRES ALOJAMIENTOS
Y UN PAR DE MERCADOS


No hay comentarios:

Publicar un comentario