lunes, 20 de marzo de 2017

Una historia en Contao (nota)

Martes 20 de diciembre. Y llego la lluvia. Justo estaba levantando la carpa cuando se largó. Parece que no saldré de Contao. Fue atractivo acampar en la playa pero ahora a buscar hospedaje para secarse bajo techo. Mientras, bienvenido el refugio del bus que va a Hornopiren.

Plaza, iglesia, despensa, carabineros, cancha de futbol, pequeña costanera, ferretería, hospedaje y muchos camiones que pasan. El pueblo es muy tranquilo. Solo la despensa muestra gente. La información turística que figura en el mapa no existe. Turismo tampoco.

ACAMPANDO EN LAS PLAYAS DE CONTAO
Ayer, unos kms antes de llegar observo una salmonera en el mar. Preguntando, encuentro hospedaje cerca de la despensa a 10 lucas. Residencial Sofía. La carretera me muestra su primera cara mala pero la sorteo con éxito. Ahora llueve fortísimo, pero mi ropa se seca frente a la cocina a leña. Me alegro y descanso.

Banderas nacionales, bomberos, peluquería, onces y cortados, perros, rosas, margaritas, hortensias, antenas de direcTV y claro, frentes de tejuelas de madera, de listones y techos de chapa a dos aguas, maderas crudas oscurecidas por la humedad o pintadas de colores vivos. No logro visitar la iglesia, tiene candado. Vuelve a llover.

A una cuadra encuentro una panadería, un café al paso para entibiar la tarde, una empanadas de carne para la cena, supongo unas tortas quizás para mañana arrancar el día. Me dice la señora que abre bien temprano.

UNA MERIENDA CHILENA


Todo el día ha llovido intermitente. Las horas se hacen lentas. Empiezo a extrañar los cielos celestes. Repaso mis notas y espero mañana seguir por la costa.

Mis anfitriones me brindan su hospitalidad. Un café con huevos a la parva -revueltos-, un poco de charla y un exquisito guiso de lenteja, papa, carne y chorizo. Luego una sobremesa frente al noticiero de TVN.

RESIDENCIAL SOFIA

Me cuentan de viajeros europeos y japoneses, con esta tarea Silvia esta feliz de pagar la universidad de sus hijas, jugamos a las similitudes y diferencias, chile-argentina, pueblo-ciudad. Me siento de la familia.

Pero nada es perfecto. TVN muestra un informe sobre los argentinos que van a "saquear chile" y sus malls, el desenfado provinciano que sale a comprar baratijas de 3 mil dólares. ¿Y yo acá? ¿Que cara pongo? ¡Mi gente me da vergüenza!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada