miércoles, 22 de marzo de 2017

LA BICIVIAJERA PARA LA CARRETERA AUSTRAL (Recomendaciones)

¿Qué bicicleta sirve para recorrer la Carretera Austral? ¿Como debe ser? Cuando empecé a ilusionar este viaje tenía una bicicleta que había usado en unos cuantos caminos y lugares, un cuadro de acero común, una transmisión básica, algo supuestamente poco confiable pero era “mi bicicleta viajera”. Me la robaron.

Hubo que asumir el duelo, y que buscar un reemplazo. La solución fue mi bicicleta urbana, también un cuadro de acero, pero había que adaptar la trasmisión, la horquilla, el porta-paquetes, las ruedas. Un primer viaje por Córdoba me sirvió para confirmar que cualquier bicicleta sirve, siempre que uno la conozca lo suficiente para saber sus debilidades y las soluciones que requiere.

Así que recorrí la Carretera Austral con una bicicleta de acero, marca Zenith manta, cuadro de 20 pulgadas, transmisión shimano tourney 3x7 vel, horquilla con suspensión, frenos vbrake, ruedas doble pared con mazas a rulemanes y rosca, un porta-paquetes bien fuerte. Ahora voy a entrar en detalles, para contar mi experiencia.

Para la preparación del viaje, le puse componentes nuevos en ruedas, trasmisión y frenos. La horquilla con suspensión ya tenía sus kilómetros. Al cruzar el Paso Perez Rosales me encontré con el primer cicloviajero: un inglés de 70 años con una plegable rodado 26, práctica para transportar y funcional para viajar. El hombre hacía pocos kilómetros por día, había estado en distintos países y continentes.

Luego fui encontrando muchos ciclistas europeos, con mtb e híbridas, con transmisiones comunes o cambios internos, con marcas de buena calidad y cuadros de aluminio. Horquillas con y sin suspensión, frenos a disco y v-brake. También versiones de ciclocross de unos chicos mexicanos, y unas viejas ruteras de acero recicladas. Alguna fatbike, algún tandem, reclinables. Al fin del recorrido, unas bicis como la mía: Mtb de acero, básicas con 21 velocidades en Villa Ohiggins.


REPARANDO LA CADENA
Mis problemas:

El primer problema fue cortar la cadena al comenzar el viaje. La había acortado de más al poner un juego de triplato chico (24-32-42) y eso hizo que se fuerce mal al pasar a la corona más grande. Agregué un par de eslabones que llevaba por las dudas. La solución pareció que iba a traerme problemas, hasta compré una cadena de reemplazo que no tuve que usar, pero en el resto del viaje no tuve más problemas.

El segundo error fue usar una horquilla con suspensión usada. Las horquillas mode-zoom de una pulgada con suspensión son malas, ya lo se. Y para colmo tenía cierto uso, que provoca que rápidamente empiece a tomar juego entre las barras y las botellas haciendo que trabaje mal. En el viaje ese juego se fue agravando, haciendo que cada vez funcione menos el resorte vertical.

Tercer problema. Uso demasiado los frenos en las bajadas, los que saben dicen que no se baja frenando, pero yo bajo frenando. Resultado, desgaste prematuro de los patines de los v-brake. Por suerte, llevé recambio pero aún así tuve la acertada decisión de comprar unos buenos patines adicionales en Coyhaique –última localidad donde conseguir repuestos para bicis de todo tipo-. En Cochrane fue inútil buscar un repuesto adecuado o un taller de bicicletas. La arena de los caminos sumado a las lluvias y agua hace un gran desgaste de los frenos.

Otro problema más: el piñón. Usé un piñón shimano 14-34 megarange, a rosca. Y a los dos tercios del viaje las bolillas empezaron a trabarse e impedir el retroceso libre. Claro que arena y agua le entró mucha en el viaje, y hacer una buena limpieza no es fácil sin sacar el piñón de la maza, para lo que se requiere alguna herramienta que no disponía. Pese a todo, puede completar el viaje y al llegar de regreso simplemente descartar ese piñón.

La cadena sufrió mucho con la suciedad del camino, también la pata de cambios y el piñón, Fue muy útil contar con un pequeño frasquito de lubricante para caminos húmedos.

También resultó excelente el porta-paquetes trasero IOZZER de acero, fabricación argentina, que fue fuerte y práctico. Vi muchos ciclistas con porta-paquetes delanteros. Yo preferí no cargar tanto de cosas, usando un bolso grande al centro del cuadro y otro al manubrio.

Las cubiertas que utilice fueron unas CTS de tacos intermedios, 1,95 de ancho. Quizás en ciertos tramos hubiera deseado que tuvieran tacos más grandes para tener mejor tracción, pero igual rodaron muy bien. Vi ciclistas con cubiertas casi lisas y más angostas, para mi gusto hubiera sido una enorme dificultad circular en el ripio con eso, pero hay quienes lo hacen.

Uno siempre teme cortar algún rayo. Encontré algún ciclista con ese problema y sin herramientas. Yo partí con ruedas nuevas, mazas, aros, rayos, todo puesto a nuevo de salida. No soy bueno armando ruedas pero hice los 2 mil kilómetros sin problemas, claro que las ruedas perdieron algo de centrado. Quizás haberlas hecho centrar en Coyhaique hubiera sido una buena decisión que no tome.

Pinchazos solo tuve uno al comienzo del viaje, justamente transitando una ciclovía rumbo a Puerto Varas, por asfalto, producto de un vidrio. Puse líquido sellador SLIME al partir pero no tuve necesidad y no tuve otro percance. Suponía que habría zonas con espinillo pero no fue así y el ripio es duro pero hay que tener mala suerte para cortar una cubierta.

Mi bicicleta:

Cuadro acero Zenith Manta, talle 20 pulgadas
Horquilla con suspensión Zoom-Mode, de una pulgada
Shifters Shimano EF65 integrales
Platos Shimano 24-32-42
Piñon Shimano 14-34 a rosca, megarange
Frenos V-brake Teckro
Llantas Foxter 4.20 doble pared, 36 rayos
Mazas a rulemanes y eje macizo

Herramientas y repuestos:

Llaves fijas para varias medidas
Llaves Allen para varias medidas
Corta cadena
Llave grande regulable para ajustar dirección y tuercas
Destornillador plano y philips
Extractor de válvula de camaras
Patines de freno
Lubricante para cadena, terrenos húmedos
Inflador con medidor de presión
Palancas plásticas para sacar cubiertas
Parches y solución
Tres cámaras rodado 26 nuevas
Pinza de depilar
Hilo y aguja, mosquetones, elástico fuerte
Tornillos varios y tuercas, de distintas medidas
Cortante o tijerita pequeña
Cinta plástica adhesiva

No hay comentarios:

Publicar un comentario