martes, 21 de marzo de 2017

Hornopiren y Río Blanco (nota)

RIO BLANCO
Jueves 22 de diciembre. En la oficina de turismo me ofrecieron varios campings con agua caliente para bañarse pero un chico me llevó a un residencial por 7 lucas ahí a la vuelta. Se viene la lluvia y mejor bajo techo.

El residencial esta bien pero no tiene el ambiente familiar de Contao. Es servicial pero distante. Me sirve para lavar ropa. Atrás tiene un sector para camping, pero sin bancos ni mesas.


Aquí hay un par de cafeterías para la tarde pero me falta el desayuno. Por suerte amanece algo despejado. Nubes, bruma y algún reflejo de sol. Los mercados abren temprano. El resto mas tarde. Aprendo que Hornopiren significa "horno de nieve".

La pequeña ciudad tiene una linda plaza con cartelería informativa sobre historia, geografía y cultura de la región. También unas cuadras de costanera, ideales para distenderse mirando el fiordo.

Municipalidad, la iglesia parroquial Sagrada Familia, oficina de turismo. Alojamientos varios. Tomo un café en el embarcadero luego de comprar mis pasajes para el ferry. Mañana será un viaje largo a Caleta Gonzalo.

Emprendo una vuelta a Río Blanco aquí cerca. Me lo recomendaron. El primer tramo esta en obra vial. Luego hay un desvío al Parque Nacional Hornopiren, que fuera creado en 1988 y abarcar 48 mil hectáreas, con una vegetación de alerces, lengas y coihues. Allí un tramo hasta el Puente sobre el Río Blanco que en realidad es turbulento y verde. Altísima humedad. Bosque verdísimo que cubre los barrancos de piedra. Llovizna. Arriba una cascada. El camino da vueltas. Es precioso.

Regreso para evitar mojarme demasiado. El camino (ruta V-885) al Parque Nacional Hornopiren es largo y atractivo, angosto y verde. Va subiendo. Un doble puente de madera nos lleva al Camping El molino de agua. Luego bordeando el Río Negro se llega al acceso principal al Parque. Una caminata de 5-6 horas llega hasta el Lago Pinto Concha con una playa rodeada de un bosque de alerce y otro tramo más hasta el Volcán Yates (2.187 msnm).

Más cerca de Hornopiren, junto al puente del Río Negro -de aguas tranquilas y fondo cubierto de musgos- hay otro camping. De allí sale el camino que llega a Lago Cabrera, son unas 3 horas de caminata, pasando por las cascadas Trayenco.



BAHIA DE HORNOPIREN

En el mercado típico algunos puestos ofrecen trabajos en madera y tejidos. Madera recogida de árboles caídos. El alerce se reconoce por su color rojizo. Los aserraderos han hecho destrozos pero todavía aquí sobreviven alerces milenarios. Enfrente, la feria costumbrista esta casi vacía. Espera la temporada turística. Ofrece ropa corriente y comidas regionales.




No hay comentarios:

Publicar un comentario