miércoles, 29 de marzo de 2017

Gringos (nota)

LLEGANDO A CONTAO
Domingo 25 de diciembre. Hace rato que vengo escuchando esa palabra. La primera vez fue en Contao. La usa la gente más grande, más lugareña. Es parte del misterio de esta región. Localista y hospitalaria. Tan hermana de la Argentina como embanderada de Chile.

Una señora me dijo "ese gringo tonkins trajo hasta leones que nos matan las ovejas" y un alemán radicado aquí hace casi veinte años me explico "por un lado son cerrados pero cuando te abren el corazón son extremadamente hospitalarios". Las contradicciones son la sal de la vida, aunque a veces suban la presión arterial.

La geografía ha construido este lugar aislado. Al que es más fácil llegar desde el atlántico que desde el norte. Tan vinculado por generaciones a la actividad rural de la Patagonia argentina, sus ovinos, estancias y sus provisiones, el mate y el chamamé.

Quizás eso se pierda. Los caminos, las comunicaciones, los saltos generacionales, los movimientos poblacionales, las nuevas actividades comerciales van haciendo de todos los lugares un mismo lugar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario