jueves, 30 de marzo de 2017

El niño (nota)

PUERTO CISNES, COSTANERA
Viernes 30 de diciembre. Son las ocho de la tarde en el Parque Queulat. Ya cené, llovizna, hace fresco y hago tiempo para irme a dormir.

Estoy esperando que amanezca, desayunar, guardar todo y mentalizarme para mañana encarar la Cuesta Queulat y llegar a Puerto Cisnes a pasar la noche de año nuevo.

Cuando era chico, mis abuelos tenía un criadero de pollos y yo iba todo el día de la casa a la tranquera en mi bicicleta, una y otra vez. Recuerdo el camino, los dos pinos, la curva, los eucaliptos y la tranquera. Luego el criadero quedo abandonado, yo solo volví a andar en bicicleta de alquiler alguna rara vez.

Y ¿que hago aquí, a 2 mil kms de casa? Mientras escribo se largo a llover. Espero que mañana el día mejore para seguir dando vueltas con mi bicicleta por la interminable quinta de mis abuelos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario