martes, 20 de junio de 2017

EL EQUIPO DE VIAJE (recomendaciones)

CAMPING CALETA GONZALO
No soy experto en camping y su equipamiento, pero me gustaría escribir mi experiencia previa y de viaje. Con mi veterana carpa Spinit Camper II, para dos personas y de 2.000 mm. de impermeabilización, con una bolsa de dormir para máximo -10 grados, un buen aislante inflable, fue suficiente para las lluvias, vientos y frío que me tocó.

Llevé bastantes tientos y estacas, y los parantes de fibra de vidrio sufrieron alguna deformación pero no se rompieron. Es fundamental en las lluvias extender bien el sobretecho que no toque la carpa, y a veces los pisos con mucha piedra hacen difícil clavar bien las estacas. Pocos campings cuentan con sitios techados para colocar la carpa.

En general me tocó bastante lluvia, especialmente en la zona norte y litoral de mi recorrido, algo de frío y muy poco viento. Lo más lluvioso fue Puerto Cisnes, Puerto Aysen, Hornopiren y Chaiten. Lo más ventoso fue Puerto Ibañez y Chile Chico. Algunos lugares como Laguna Chingay, el bosque protegía del viento. Lo más frío el extremo sur de mi camino, bordeando el Río Bravo, aunque allí me tocaron días bastante soleados. Por ello varias veces preferí recurrir a hospedajes.

Llevé un equipo de cocina y marmita básico, y pude conseguir garrafitas de gas a rosca en distintos lugares. Compré repuestos en Chaiten, en Coyhaique, en Cochrane. En general no esta permitido hacer fuego ni utilizar madera, sea en playas, campings de CONAF o Parque Pumalin. No suele haber parrillas ni fogones. Así que todo depende mucho de contar con una cocinilla a gas.

Por alimentos, en algunas poblaciones había poca variedad como en Amengual, Caleta Tortel, Puerto Bertrand. Cuanto más al sur, los precios son un poco más caros pero la diferencia no es imposible.

Llevé toallas de secado rápido, dos juegos de ropa térmica, una buena campera impermeable, otra campera polar. La campera impermeable fue imprescindible para la lluvia y muchas veces combinada con ropa térmica suficiente abrigo. La campera polar fue de poco uso. Claro que además llevé calzas ciclistas, alguna remera de recambio, ropa interior y medias. Compré un gorro de lana pero casi no lo use. Y guantes de abrigo no necesité. Use en la bici unos guantes cortos. Tuve frío y humedad, pero no fue un clima extremo.

Me equipe con dos buenas alforjas traseras impermeables marca Sudamérica, que resultaron completamente impermeables, fuertes para no romperse y prácticas para colocar y sacar. También bastante grandes, lo que fue bueno pero tienta a cargar cosas de más. En el centro del cuadro, un gran bolso triangular donde llevaba herramientas y repuestos, cosas chicas y pesadas. En el frente, colgando del manubrio, otro bolso para cosas de mano, agua y alimentos. No tuve días de sol y calor fuerte, así que en general con dos litros de agua me fueron suficientes. Hay lugares donde es fácil reponer pero no siempre. Y hay zonas como Chaiten y Futaleufú que pueden ser calurosas.

Quizás eso hizo que cargue mucho peso atrás, pero no quise complicarme en alforjas delanteras, otro porta adelante, porque cuanto más espacio uno dispone, más cosas termina cargando. En general, muchos ciclistas llevaban cuatro alforjas. Solo unos poquitos se animaron al compacto bicipaking. Muchas veces llevé alimentos de sobra, pensando que no iba a encontrar una despensa o un comedor, para luego terminar en un hospedaje sin lugar para cocinarme.

Comidas: pan amasado, sopas y arroz preparado, puré de papas, polenta en Chile no encontré, frutos secos, dulces en bolsa, salchichas, sobrecitos de jugos, caldos, fideos, salsas envasadas, nescafe, galletitas. Alguna costeleta o hamburguesas que pude asar. Queda claro que lo mío no son las verduras ni los lácteos, pero hubo muchas cerezas, algo de durazno, tomate. Traté de utilizar pocas latas por el peso y el descarte posterior. Hubo alguna lata de atún o picadillo. En algunos lugares no esta permitido dejar residuos y no hay basureros.


CAMPING RIO JARAMILLO

En algún lugar como Caleta La Arena pude probar unas empanadas de mariscos deliciosas, en Puerto Varas y Chile Chico las mejores cerezas, en Caleta Tortel unas empanadas de cochayuyo (algas marinas), las sopaipillas de los puestos callejeros de Coyhaique, el dulce casero de Calafate de Los Ñadis, las frambuesas de Río Jaramillo y varias veces cordero en sopa, con arroz, con papas.

Vuelvo al equipo de viaje, infaltable alguna soga para atar los bolsos a la bici y también unas bolsas plásticas para garantizarme que las cosas fuera de las alforjas no se mojen. También algún elemento de costura, hilo y aguja.



No hay comentarios:

Publicar un comentario